miércoles, 17 de enero de 2018

El shale gas es una de las formas menos sostenibles de producir electricidad

Fecha: 16 Enero 2018







El shale gas es una de las opciones menos sostenibles para producir electricidad, según una nueva investigación de la Universidad de Manchester.

El estudio principal, que es el primero de su tipo, consideró la sostenibilidad ambiental, económica y social del gas de esquisto bituminoso en el Reino Unido y lo comparó con otras opciones de generación de electricidad. Estos fueron carbón, nuclear, gas natural, gas natural licuado (GNL), energía solar fotovoltaica (PV), eólica, hidroeléctrica y biomasa.

Teniendo en cuenta una serie de aspectos de sostenibilidad y asumiendo que todos son igualmente importantes, la investigación encontró que el gas de esquisto en general ocupa el séptimo lugar entre las nueve opciones de electricidad. El estudio también encontró que:

El gas de esquisto se clasifica entre el cuarto y el octavo en relación con otras opciones de electricidad
Para convertirse en la opción más sostenible, se necesitarían grandes mejoras

Esto incluye una reducción de 329 veces en los impactos ambientales y un aumento de 16 veces en el empleo
Una mezcla de electricidad con menos que más gas de esquisto es más sostenible


El estudio, publicado en Science of The Total Environment, comparó el shale gas y las otras opciones de electricidad con 18 indicadores de sostenibilidad. De estos, 11 fueron ambientales, tres económicos y cuatro sociales. Los ejemplos de los indicadores considerados incluyen los impactos del cambio climático, la contaminación ambiental, los costos de la electricidad, la creación de empleos y las percepciones del público.

El Gobierno cree que el shale gas tiene el potencial de proporcionar al Reino Unido una mayor seguridad energética, crecimiento y empleo. Y es "fomentar la exploración segura y ambientalmente racional para determinar este potencial".

Pero los investigadores encontraron que para que el gas de esquisto se considere sostenible como las mejores opciones, como la energía eólica y solar fotovoltaica, se necesitarían grandes mejoras. Esto incluye una reducción de 329 veces en los impactos ambientales y un empleo 16 veces mayor en el sector.




"Muchos países están considerando la explotación de gas de esquisto bituminoso, pero su sostenibilidad general es controvertida. Los estudios previos se centraron principalmente en los aspectos ambientales del gas de esquisto, principalmente en los EE. UU., Con escasa información sobre aspectos socioeconómicos "
Prof. Adisa Azapagic


La Prof. Adisa Azapagic, de la Facultad de Ingeniería Química y Ciencias Analíticas, dice: "Muchos países están considerando la explotación de gas de esquisto bituminoso pero su sostenibilidad general es controvertida. Los estudios previos se centraron principalmente en aspectos ambientales del gas de esquisto, principalmente en los EE. UU., Con escasa información sobre aspectos socioeconómicos.

"Para abordar esta brecha de conocimiento, nuestra investigación, por primera vez, considera no solo los impactos ambientales, sino también los aspectos económicos y sociales del gas de esquisto bituminoso. Esto nos permite evaluar su sostenibilidad general en lugar de centrarse en cuestiones únicas, como la contaminación del agua, el tráfico y el ruido, que han dominado el debate sobre el gas de esquisto hasta el momento '.

Si bien el Gobierno y la industria actuales desean desarrollar el gas de esquisto bituminoso, Escocia ha prohibido el fracking y en el resto del Reino Unido existe una fuerte oposición. Esto proviene de numerosas partes interesadas, incluidas organizaciones no gubernamentales (ONG), residentes locales y activistas de todo el país.

Los impactos del fracking en el medio ambiente son el principal argumento en contra de la explotación del shale gas. Pero sus partidarios destacan la mejora de la seguridad energética nacional y el desarrollo económico como beneficios clave.

La Prof. Azapagic, Profesor de Ingeniería Química Sustentable, agregó: "Los resultados de este estudio muestran claramente que, asumiendo la misma importancia de los aspectos ambientales, económicos y sociales, el gas de esquisto ocupa el séptimo de las nueve opciones de electricidad, lo que significa la mayoría de las otras opciones para la generación de electricidad son más sostenibles.

"Los resultados también sugieren que cualquier combinación futura de electricidad sería más sostenible con una porción más baja, en lugar de una mayor, de gas de esquisto bituminoso".

El equipo de investigación dice que estos resultados ahora pueden ayudar a informar a los responsables políticos, la industria, las ONG y los consumidores del Reino Unido. También serán de interés para otros países que estén considerando la explotación de gas de esquisto.


El documento, "Sostenibilidad del gas de esquisto del Reino Unido en comparación con otras opciones de electricidad: situación actual y escenarios futuros", se publica en Science of The Total Environment https://doi.org/10.1016/j.scitotenv.2017.11.140.

Las anomalías climáticas aceleran el derretimiento del hielo marino


Investigadores de ETH revelan por qué el hielo marino del Ártico comenzó a derretirse en pleno invierno hace dos años, y que el mayor derretimiento del hielo en verano está relacionado con los períodos recurrentes de buen tiempo.



El derretimiento del hielo marino está formando charcos característicos en su superficie. (Imagen: NASA Goddard Space Flight Center, CC BY 2.0)





Fuente: ETH Zurich
Fecha: 16 Enero 2018

En el invierno de 2015/16, sucedió algo que nunca antes se había visto en esta escala: a finales de diciembre, las temperaturas se elevaron por encima de cero grados centígrados durante varios días en algunas partes del Ártico. Se registraron temperaturas de hasta ocho grados al norte de Svalbard. Las temperaturas tan altas no se registraron en la mitad del año invernal desde el comienzo de las mediciones sistemáticas a fines de los años setenta. Como resultado de esta calidez inusual, el hielo marino comenzó a derretirse.

"Escuchamos sobre esto por los medios", dice Heini Wernli, profesor de Dinámica Atmosférica en ETH Zurich. Las noticias despertaron su curiosidad científica, y un equipo dirigido por su entonces estudiante de doctorado Hanin Binder investigó el tema. En noviembre de 2017, publicaron su análisis de este evento excepcional en la revista Geophysical Research Letters.


 La "autopista" aérea calient  en el Ártico. (Gráfico: Sandro Bösch / ETH Zurich)



En él, los investigadores muestran cómo surgieron estas temperaturas inusuales: tres corrientes de aire diferentes se encontraron sobre el Mar del Norte entre Escocia y el sur de Noruega, llevando el aire cálido hacia el norte a gran velocidad como en una "autopista". (ver ilustración)

Una corriente de aire se originó en el Sahara y trajo consigo aire caliente cerca de la superficie. Para empezar, la temperatura de este aire era de aproximadamente 20 grados Celsius. Mientras se enfriaba en su camino hacia el Ártico, todavía estaba por encima de cero cuando llegó. "Es extremadamente raro que el aire subtropical cálido y cercano a la superficie sea transportado hasta el Ártico", dice Binder.

La segunda corriente de aire se originó en el Ártico mismo, un hecho que sorprendió a los científicos. Para empezar, este aire estaba muy frío. Sin embargo, la masa de aire, que también se encontraba cerca del suelo, se movió hacia el sur a lo largo de un camino curvado y, mientras estaba sobre el Atlántico, se calentó significativamente por el flujo de calor del océano antes de unirse a la corriente de aire subtropical.

La tercera corriente de aire caliente comenzó como una masa de aire frío en la troposfera superior, desde una altitud superior a 5 kilómetros. Estas masas de aire se transportaron de oeste a este y descendieron en un área estacionaria de alta presión sobre Escandinavia. La compresión calentaba el aire originalmente frío, antes de entrar en la "autopista hacia el Ártico".

Transporte aéreo cálido hacia el polo

Esta carretera de corrientes de aire fue posible gracias a una conjunción particular de sistemas de presión sobre el norte de Europa. Durante el período en cuestión, se desarrollaron sistemas intensos de baja presión sobre Islandia, mientras que un área de alta presión extremadamente estable se formó sobre Escandinavia. Esto creó una especie de embudo sobre el Mar del Norte, entre Escocia y el sur de Noruega, que canalizó las diversas corrientes de aire y las condujo hacia el norte hasta el Ártico.

Esta carretera duró aproximadamente una semana. Los sistemas de presión luego se descompusieron y el Ártico volvió a su estado típico de invierno congelado. Sin embargo, el período cálido fue suficiente para reducir el espesor del hielo marino en partes del Ártico en 30 centímetros, durante un período en el que el hielo generalmente se vuelve más grueso y más extendido.

"Estas condiciones climáticas y su efecto en el hielo marino fueron realmente excepcionales", dice Binder. Los investigadores no pudieron identificar un vínculo directo al calentamiento global. "Solo realizamos un análisis de un solo evento; no investigamos los aspectos climáticos a largo plazo ", enfatiza Binder.



Los sistemas de alta presión hacen que el hielo marino se derrita


Hielo marino del Ártico el 26 de agosto de 2012: Nunca antes desde que comenzó la vigilancia por satélite, la extensión del hielo era tan pequeña como lo era en esa fecha. (Imagen: NASA Goddard Space Flight Center)


Sin embargo, el derretimiento del hielo marino del Ártico durante el verano es una historia diferente. La tendencia a largo plazo es clara: la extensión mínima y el espesor del hielo marino a fines del verano se han ido reduciendo continuamente desde finales de los años setenta. El hielo marino se derritió particularmente severamente en 2007 y 2012, un hecho que los investigadores del clima hasta ahora no han podido explicar completamente. Junto con Lukas Papritz de la Universidad de Bergen, Wernli investigó las causas de estos valores atípicos. Su estudio acaba de ser publicado en la revista Nature Geoscience.

Según su investigación, la fusión severa en los años antes mencionados fue causada por sistemas estables de alta presión que se formaron repetidamente durante los meses de verano. Bajo estas condiciones climáticas libres de nubes, el alto nivel de luz solar directa (el sol brilla las 24 horas del día en esta época del año) intensificó particularmente el derretimiento del hielo marino.


Áreas de baja presión "inyectan" masas de aire en el Ártico

Estos sistemas de alta presión se desarrollaron a través de una afluencia de aire de latitudes templadas. Los sistemas de baja presión en las áreas del Atlántico Norte y el Pacífico Norte, por ejemplo, "inyectan" masas de aire en el Ártico a una altura de aproximadamente ocho kilómetros. Esto elevó la altura de la tropopausa, el límite entre la troposfera y la estratosfera, en la región de las "inyecciones". Como resultado, la presión del aire superficial subió y se estableció un sistema de alta presión. Si bien se disipó de nuevo unos diez días después, una cantidad inusualmente alta de hielo marino se derritió en el ínterin, y el hielo restante se redujo.

La investigación de los científicos del clima demostró que en los veranos de 2007 y 2012, durante los cuales estas situaciones de alta presión ocurrieron con particular frecuencia, condujeron a condiciones libres de nubes cada tres días. El alto nivel de radiación solar se intensificó y aceleró el derretimiento del hielo marino. "El nivel de radiación solar es el principal factor en la fusión del hielo en verano. A diferencia de la anomalía invernal, el aire "inyectado" a una altitud de aproximadamente 8 kilómetros desde el sur no es cálido, con menos 60 grados hace frío ", dice Wernli. "Por lo tanto, la temperatura del aire tiene muy poco efecto en el hielo". Además, el transporte hacia el norte de masas de aire cálido y húmedo en el borde de los sistemas de alta presión reduce la emisión (calor), lo que intensifica aún más la fusión.

Su análisis ha permitido a los investigadores comprender los procesos meteorológicos que conducen a variaciones significativas en el deshielo del verano por primera vez. "Nuestros resultados subrayan el papel fundamental que desempeñan los sistemas climáticos en las latitudes templadas en episodios de derretimiento de hielo particularmente intenso en el Ártico", dice el profesor de ETH.

Puntos de inflexión del Cambio Climático Abrupto

 Elementos de inflexión. (Instituto de Potsdam para la Investigación del Impacto Climático).

Fuente: Weather and Climate News
Fecha: 16 Enero 2018


Mientras que el cambio climático antropogénico generalmente se discute en el contexto de un cambio gradual (tal vez, "gradual" según los estándares de vidas humanas ... aún extremadamente rápido a escalas de tiempo geológicas ...), hay elementos que se vuelcan en el sistema climático que tienen el potencial de causar cambios abruptos y extremadamente rápidos en los estados climáticos a escalas regionales y (más importante) globales. Los puntos de inflexión todavía son un tanto controvertidos en la ciencia del cambio climático, pero hay precedencia en el registro del paleoclima; desde los ciclos de la edad de hielo hasta algunos de los eventos de extinción más infames en la historia de la Tierra donde las especies simplemente no tuvieron la oportunidad de adaptarse.

Discutí el concepto de cambio climático abrupto anteriormente y sugerí que actualmente nos encontramos en un período de cambio climático abrupto. "Abrupto" se define como eventos que ocurren dentro de un periodo de tiempo inferior al de una vida humana  normal,  y que normalmente no ocurren. Muchos científicos han estudiado el potencial en el presente o en el pasado de un cambio climático abrupto (o cuasi-global) que incluye  el calentamiento global abrupto, incluidos el Dr. James White, la Dra. Jennifer Francis, el Dr. Peter Wadhams, el Dr. David Wasdell y muchos otros. Muchas investigaciones han considerado el cambio climático abrupto como una función entre un mecanismo de forzamiento en un sistema y un "sistema de ruptura" (un feedback negativo) que impide que el sistema llegue a un punto de inflexión. Sin embargo, si el forzamiento supera la ruptura y la fuerza sobre el punto de inflexión, se produce un cambio abrupto (temporalmente cambiante y estructuralmente modificado) hacia un nuevo estado climático muy diferente del estado anterior (ver discusión excelente sobre el tema por el Dr. David Wasdell ... un científico del clima que ha realizado trabajos de revisión por pares para el Panel Intergubernamental sobre Cambio Climático de la ONU).


Nuestro actual cambio climático más abrupto que podría discutirse comenzó en la década de 1980 con un aumento más rápido de las temperaturas globales del aire y la superficie del mar, disminución de la extensión / volumen del hielo marino, acidificación de los océanos, retroceso de los glaciares, entre otras señales de cambio climático ( tanto por el IPCC como por los EE. UU. en informes climáticos recientes) parece haber sido causado por nuestras emisiones rápidamente crecientes de gases de efecto invernadero, incluido el dióxido de carbono en la atmósfera desde la década de 1960. La concentración de CO2 fue de alrededor de 315 partes por millón de moléculas de aire en 1960 (en comparación con 285 ppm a fines del siglo XIX). Ya estamos cerca de 410 ppm en 2017, dos veces un aumento en la concentración en casi la misma cantidad de tiempo. El metano, a corto plazo (más de 150 veces más potente que el dióxido de carbono en unos pocos años), pero el gas de efecto invernadero extremadamente poderoso también ha aumentado rápidamente debido a las fuentes humanas y naturales.





Sin embargo, a medida que el cambio climático antropogénico continúe evolucionando, suponiendo que no haya una intervención humana * significativa (específicamente eliminación de dióxido de carbono y enfriamiento del Ártico), se pueden alcanzar nuevos puntos de inflexión dentro del sistema climático que pueden acelerar aún más el cambio. Cambios que pueden suceder en el transcurso de solo años. Estos puntos de inflexión más específicos del "subsistema" son de particular interés para algunos de los investigadores mencionados anteriormente. Así que vamos a discutir un par de intereses ...

Punto de Inflexión # 1: colapso de la capa de hielo marino del Ártico

Opinión personal aquí: Creo firmemente que de todos los  puntos de inflexión abruptos del cambio climático, este es probablemente el más inminente. El hielo marino del Ártico ha estado disminuyendo rápidamente en extensión y espesor (y, por lo tanto, en volumen) desde los años ochenta. Los modelos climáticos numéricos en el pasado han intentado predecir el colapso del hielo marino (lo que algunos denominan también el ártico efectivo "sin hielo" en la temporada cálida ... aproximadamente el 10% de la cuenca del océano Ártico sin hielo o menos). Las predicciones anteriores han exigido fechas como la de 2080 y, más recientemente, la década de 2040. ¡Ahora hay científicos como el Dr. Paul Beckwith y el Dr. Peter Wadhams y otros que abiertamente dan la posibilidad de que el primer evento "sin hielo" u "océano azul" ocurra antes o antes de 2020! 2017 fue testigo del bajo volumen anual de hielo marino en el Ártico, causado por un hielo tenue y muy delgado. Donde en el Ártico solía existir hielo grueso y extenso, solo queda un tenue hielo delgado, listo para ser destruido por tormentas fortuitas y flujos de calor del Atlántico y el Pacífico ... un proceso que ya está ocurriendo.




¿Qué es importante acerca de este punto de inflexión? Si la mayor parte del hielo desaparece del Océano Ártico, el albedo (reflectividad) en el hemisferio norte se reducirá significativamente, reemplazando el hielo blanco con el océano muy oscuro, calentando la columna del Océano Ártico y calentando y humedeciendo la atmósfera (también nublandolo, reteniendo el calor en la noche polar, dificultando la formación de nuevos hielos marinos). Por supuesto, este calentamiento más rápido del Ártico también elevará más rápidamente la temperatura media general de la Tierra. Nota ... ¡no ha habido un Ártico "sin hielo" en más de 3 millones de años! También tendrá implicaciones en la corriente en chorro que depende de los gradientes de temperatura entre las latitudes medias y el Ártico para su fuerza y progresión de las olas en todo el mundo: se debilitaría mucho, se desplazaría más hacia el norte y mostraría ondas de amplitud mucho mayores. estancamiento, clima extremo (ver AQUÍ y AQUÍ).







Este punto de inflexión podría desencadenar otros problemas como las olas de calor prolongadas y las sequías, que conducen a otros eventos como la muerte del bosque (y luego los incendios forestales) y las emisiones de metano en la tundra alta y clatratos de metano del permafrost submarino en las plataformas de hielo continentales árticas (más sobre clatratos). Esto liberaría más carbono en la atmósfera. Los cambios abruptos en la distribución de las precipitaciones (sequedad o fuertes precipitaciones) y el calor extremo plantearían amenazas a la producción agrícola, que es muy sensible a los fenómenos meteorológicos individuales, y mucho menos a la estabilidad climática que hemos estado acostumbrados durante los últimos 10.000 años desde el final de el último período glacial.


Punto de inflexión # 2: Super rotación ecuatorial

Otro punto de inflexión bastante desalentador es en realidad una característica común de varios planetas en nuestro propio sistema solar. Se llama superrotación ecuatorial. Ninguno de los científicos anteriores ha tratado este tema, pero me interesa como meteorólogo y no es una característica actual de la atmósfera de la Tierra. Es un fenómeno en el cual la atmósfera alrededor de los trópicos y subtrópicos en realidad gira más rápido que la velocidad de rotación del planeta. Estas velocidades súper rotacionales ocurren en el planeta terrestre Venus y los planetas jovianos (como Júpiter y Saturno).

¿Cómo ocurriría esto en la Tierra a partir del cambio climático antropogénico y cuáles serían los impactos sobre el clima? Bueno, por lo general, el patrón circulatorio tropical de la Tierra involucra estructuras conocidas como células de Hadley que presenta movimiento ascendente cerca del ecuador y movimiento de hundimiento en las regiones subtropicales. El aire en la superficie fluye hacia la zona ecuatorial hacia una zona de convergencia (la Zona de convergencia intertropical o el Canal del monzón) con la fuerza de Coriolis girando el flujo de aire hacia la derecha / izquierda en el hemisferio norte / sur, generando los vientos alisios del este. La célula de Hadley se expande y migra hacia el norte y el sur según las estaciones entre los dos hemisferios.






Sin embargo, con el cambio climático, el calentamiento de la superficie cada vez más extremo en los trópicos se teoriza que pueda conducir posiblemente a una situación en la que se desarrolle una única célula de Hadley, que se volvería extremadamente poderosa y expansiva. Esto llevaría al centro de este a horcajadas sobre el ecuador con un fuerte jet ecuatorial hacia el oeste en el nivel superior (el flujo súper-rotacional). En la mayor parte de las latitudes medias existirían áreas significativas que experimentarían hiper-aridez, ya que se transporta menos humedad desde los trópicos y las regiones de alta precipitación se encontrarían mucho más hacia el polo que en el régimen climático actual. Este punto de inflexión en el modelado no se espera hasta finales de siglo, pero una vez más, dada la velocidad con la que evolucionan los cambios observados en el sistema climático en relación con las limitaciones del modelado, no se sabe realmente cuándo podría iniciarse ese punto de inflexión .

Puntos de inflexión social humana

Por supuesto, con el cambio climático antropomórfico, uno de los mayores problemas es la capacidad de la humanidad para hacer frente a cambios y daños cada vez más rápidos y extremos. Los seres humanos necesitan comida, agua y refugio para prosperar y cuando ocurren desastres meteorológicos (huracanes, tornados, inundaciones, etc.) y climáticos (sequías agrícolas e hidrológicas a largo plazo), la sociedad puede recibir impactos muy graves. Gran parte del mundo depende de la agricultura de EE. UU. Y China, por ejemplo. Los recursos de agua dulce en todo el mundo están bajo un estrés creciente por el uso excesivo de poblaciones cada vez más numerosas. Cada vez más personas se aglomeran en las ciudades que estarán bajo la influencia de las islas de calor urbanas que pueden lidiar con temperaturas más altas a medida que el clima se calienta.


Índice proyectado de sequía Palmer decada basado en las normas locales durante el curso del siglo XXI. Cronograma basado en el escenario de "altas emisiones" del IPCC, que no tiene en cuenta ciertos elementos de inclinación, solo emisiones humanas. Se espera que el cambio climático cause hiper-aridez (para EE. UU., Equivalente a las condiciones del Dust Bowl de los años 30) en EE. UU./Europa, Sudáfrica y Amazon sin una intervención humana significativa, mucho más allá de las medidas actuales. Tenga en cuenta las condiciones más húmedas en latitudes altas.

" La capacidad de la humanidad para hacer frente a los cambios futuros será, de lejos, el desafío más importante en los próximos años. "

-Meteorólogo Nick Humphrey

martes, 16 de enero de 2018

¿Podría la destrucción de la biodiversidad conducir a un punto de inflexión global?

Estamos destruyendo la biodiversidad del mundo. El debate estalló sobre lo que esto significa para el planeta, y para nosotros.



Fuente: The Guardian
Fecha: 16 Enero 2018

Hace poco más de 250 millones de años, el planeta sufrió lo que podría describirse como su mayor holocausto: el noventa y seis por ciento de los géneros marinos (plural de género) y el setenta por ciento de los vertebrados terrestres desaparecieron para siempre. Incluso los insectos sufrieron una extinción masiva, la única vez anterior o posterior. Clases enteras de animales, como los trilobites, desaparecieron como una cerilla en el viento.

Pero lo qçmás fascinante que podría decirse     sobre este evento, conocido como la extinción del Pérmico-Triásico o, más poéticamente, la Gran Mortandad, es el hecho de que todo sobrevivió. La vida, al parecer, es tan ridículamente adaptable que miles de especies sobrevivieron a lo que mató casi todo (nadie lo sabe con certeza, aunque abundan las teorías) pero, de alguna manera, después de millones de años la vida incluso se recuperó y pasó a escribir nuevas historias.

Incluso cuando el evento de extinción Pérmico-Triásico muestra la fragilidad de la vida, también demuestra su capacidad de recuperación a largo plazo. Las lecciones de tales extinciones masivas, cinco hasta la fecha y posiblemente un sexto acontecimiento mientras escribo, informa  la ciencia hoy. Dado que los niveles de extinción son actualmente de 1,000 (algunos incluso dicen 10,000) veces la tasa de fondo, los investigadores han estado preocupados por nuestra actual destrucción de la biodiversidad, y lo que eso puede significar para nuestra futura Tierra y para nosotros mismos.

En 2009, un grupo de investigadores identificó nueve fronteras globales para el planeta que, de cruzarse, podrían empujar a la Tierra a un estado inhabitable para nuestra especie. Estos límites globales incluyen el cambio climático, el uso de agua dulce, la acidificación de los océanos y, sí, la pérdida de biodiversidad (entre otros). Desde entonces, el grupo ha actualizado la terminología que rodea a la biodiversidad, ahora llamándola "integridad de la biosfera", pero eso no la ha salvado de la crítica.

Un artículo del año pasado en Trends in Ecology & Evolution atacó mordazmente la idea de cualquier límite de biodiversidad global.


Coral agonizante y muerto después del blanqueamiento en Lizard Island, al norte de Cooktown, en la Gran Barrera de Coral de Australia. La imagen de la izquierda de marzo de 2016 es el coral después del blanqueamiento, el de la derecha de mayo de 2016 lo muestra después de haber muerto y cubierto por algas marinas. El cambio climático causado por los humanos está eliminando algunos arrecifes al por mayor y muchos investigadores temen que los arrecifes de coral no puedan sobrevivir al siglo. Fotografía:  The Ocean Agency


"No tiene sentido que exista un punto de inflexión en la pérdida de biodiversidad más allá de la cual la Tierra colapsará", dijo el coautor y ecologista, José Montoya, de la Universidad Paul Sabatier en Francia. "No hay ninguna razón para esto".

Montoya escribió el artículo junto con Ian Donohue, un ecologista del Trinity College en Irlanda y Stuart Pimm, uno de los principales expertos mundiales en extinciones, con la Universidad de Duke en los Estados Unidos.

Montoya, Donohue y Pimm argumentan que no hay evidencia de un punto en el que la pérdida de especies conduzca al colapso del ecosistema, global o incluso localmente. Si el planeta no colapsa después del evento de extinción Pérmico-Triásico, no colapsará ahora, aunque nuestros descendientes bien pueden maldecirnos por el daño que hemos hecho.

En cambio, según los investigadores, cada pérdida de especies cuenta. Pero el daño es gradual e incremental, no una caída repentina. Los ecosistemas, según ellos, se degradan lentamente, pero nunca fallan por completo.

"De más de 600 experimentos de efectos de biodiversidad en varias funciones, ninguno mostró un colapso", dijo Montoya. "En general, la pérdida de especies tiene un efecto perjudicial sobre las funciones del ecosistema ... Perdemos progresivamente los servicios de polinización, la calidad del agua, la biomasa de las plantas y muchas otras funciones importantes a medida que perdemos especies. Pero nunca observamos un nivel crítico de biodiversidad sobre qué funciones colapsan ".


Esto no significa que no deberíamos estar profundamente preocupados por la biodiversidad, según los investigadores. En cambio, debemos preocuparnos por cada especie perdida y no enfocarnos en una línea teórica en la arena.

"De hecho, es el argumento del límite planetario lo que implica que hay mucha biodiversidad que no tiene valor. No hay problema con perder un pequeño número de especies, dice el argumento ", dijo Montoya. "Argumentamos que incluso pequeñas pérdidas de biodiversidad tienen consecuencias importantes para la función del ecosistema y el suministro de servicios".

En otras palabras, la extinción de especies puede no resultar en un colapso total de nuestros ecosistemas, pero cuanto más perdamos, menos productivo, eficiente y saludable será nuestro medio ambiente. Y cuanto más en riesgo nos ponemos nosotros mismos.

Los científicos fronterizos contratacan

Pero, el Centro de Resiliencia de Estocolmo publicó recientemente una larga respuesta al artículo de Montoya en la forma habitual de combate científico: publicaciones que van y vienen como boxeadores intercambiando golpes.

Johan Rockström, director ejecutivo del Stockholm Resilience Center y uno de los investigadores líderes en fronteras planetarias, dijo que la crítica de Montoya no resistió el escrutinio porque sus autores malinterpretaron las definiciones construidas alrededor del "límite planetario de la integridad de la biosfera".

Rockström está de acuerdo en que no hay evidencia de un punto de inflexión planetaria en lo que respecta a la biodiversidad. Según Rockström, el declive de la biodiversidad no tiene un límite planetario duro como, por ejemplo, el cambio climático. En su lugar, describe la biodiversidad como una variable que opera "bajo el capó del sistema planetario" porque influye en la estabilidad de nuestro clima, la capa de ozono y los océanos, y Rockström dice que tiene límites planetarios muy claros.



Una charla TED de Johan Rockström.


"Nunca hemos sugerido un punto de inflexión de la biodiversidad a escala planetaria ...", dijo Rockström. "En cambio, lo racional para la biodiversidad como límite planetario es que la composición de los árboles, las plantas, los microbios en los suelos, el fitoplancton en los océanos, los principales depredadores de los ecosistemas ... en conjunto constituyen un elemento fundamental para regular el estado del planeta".

Según Rockström, la biodiversidad es uno de los pilares que sustentan nuestro planeta, y si se pierde demasiada biodiversidad corremos el riesgo de "desencadenar un punto de inflexión" en nuestro clima u océanos, lo que a su vez podría poner al planeta en un nuevo estado.

"Sin biodiversidad, sin ecosistemas. Sin ecosistemas, sin biomas. Sin biomas, sin regulador vivo de todos los ciclos de carbono, nitrógeno, oxígeno, dióxido de carbono y agua ", agregó.
Rockström dice que la pérdida de biodiversidad podría poner en riesgo el "espacio operativo seguro" para los humanos, dejándonos en un mundo extraño cada vez más hostil a nuestra propia supervivencia. Por ejemplo, la vida aún sobreviviría bajo un cambio climático apocalíptico, pero es posible que no lo hagamos.
Aunque los ecosistemas pueden no colapsar por completo, los científicos descubrieron que algunos ecosistemas pueden sufrir lo que denominan "cambios de régimen". Los arrecifes de coral, sobrecalentados por el cambio climático, cambiarán a un ecosistema mucho menos productivo, mucho menos biodiverso y basado en algas. El cambio climático o, alternativamente, los seres humanos con motosierras e incendios, pueden desplazar los ecosistemas forestales hacia los pastizales. Si bien ninguno de estos ecosistemas puede colapsar por completo, no se verán en nada como lo hicieron después del cambio.

Montoya admite que ese cambio de régimen "realmente sucede" y está "bien establecido" para algunos ecosistemas, como los bosques, los arrecifes de coral y el hielo marino del Ártico, aunque "poco claro" si ocurre en todos los ecosistemas o solo en unos pocos.

Y agrega, quizás lo más importante, que "los mecanismos [de los cambios de régimen] no tienen nada que ver con la pérdida de biodiversidad". En cambio, han sido impulsados ​​por el cambio climático o las acciones humanas, como la tala rasa.


Debatiendo definiciones



Puede ser que las definiciones poco claras o cambiantes estén en la raíz de la disputa.

"Fatalmente, el marco de límites carece de definiciones claras, o tiene demasiadas definiciones contradictorias, no especifica unidades y no define los términos operacionalmente, lo que impide la aplicación por parte de quienes establecen la política", escriben Montoya, Donohut y Pimm en el documento.

Pero Rockström sostiene que, cuando se entiende correctamente, el marco de frontera planetario se ajusta al escrutinio científico. Él dice que los límites planetarios no significan que la humanidad pueda simplemente destruir y encaminarse hasta llegar a una línea roja sin consecuencias.

"Esto, por supuesto, es una tontería", señaló, argumentando que el límite planetario para la integridad de la biosfera es mucho más ambicioso que los Objetivos de Aichi del Convenio sobre la Diversidad Biológica, un acuerdo internacional para preservar la biodiversidad, aunque ya no se han alcanzado varios objetivos. 

"Si el mundo es capaz de reducir la pérdida de biodiversidad por debajo del límite planetario, esto no solo requerirá grandes esfuerzos de conservación en todo el mundo", dijo, y agregó que "una vez dentro del espacio operativo seguro, tendríamos que continuar el camino de forma sostenible. "



Durante la "Operación ola verde" realizada por agentes del Instituto Brasileño del Medio Ambiente y Recursos Naturales Renovables (Ibama) para combatir la tala ilegal en Apui, en la región sur del estado de Amazonas, Brasil, el 4 de agosto, se ve un bosque quemado. 2017. Fotografía: Bruno Kelly / Reuters




Rockström dijo que cree que los investigadores en disputa tienen mucho más en común de lo que su lucha interna implicaría.
"Estamos [todos] trabajando para salvaguardar la biodiversidad para el desarrollo sostenible. Estamos [todos] en el mismo campo. Complementando el uno al otro, ellos a nivel del ecosistema, nosotros a nivel planetario ".
Pero Montoya y su grupo apoyan sus críticas y están trabajando en un segundo documento en respuesta a Rockström y su equipo.
Si bien el artículo de Montoya no critica los otros ocho límites planetarios en su documento, Montoya me dijo que cada uno de los límites, incluso los físicos, se han enfrentado a "mucha controversia".

"Todos ellos padecen el problema del punto de inflexión", dijo, "lo cual, según nosotros, promueve un espíritu de Negocios Como  Costumbre  (BaU)  y nos distrae de tomar la acción que se necesita con urgencia".



De muchas maneras, uno podría argumentar que el límite planetario es una manera fácil y sencilla de explicar los impactos ambientales a los líderes mundiales, pocos de los cuales tienen educación sobre ecología o medio ambiente, y al público.

Pero Montoya argumenta que el concepto de límites planetarios está haciendo más daño que bien.

"La ciencia pobre o infundada en última instancia genera políticas ineficaces en el mejor de los casos -y potencialmente altamente dañinas- y erosiona la confianza en los científicos", dijo.
Y esto puede tener impactos en el mundo real: Montoya y sus colegas apuntan a la política forestal en Europa como un ejemplo.
"La suposición de que hay un nivel crítico de biodiversidad por debajo del cual se colapsará el funcionamiento forestal obligó a los administradores a plantar especies arbóreas resistentes al cambio climático, las plagas y las enfermedades", explicó Montoya, y agregó que "se recomendó evitar alcanzar un punto de inflexión". en el suministro de servicios forestales, principalmente en la producción de madera. "Pero las recomendaciones han dado lugar a bosques viejos y especies nativas en peligro de extinción , según Montoya.



Un hombre ofrece a la venta un ratonero común herido (buteo buteo) en una carretera nacional cerca del pueblo de Thumane el 8 de noviembre de 2017. La caza excesiva de aves rapaces, incluidas las águilas el símbolo nacional de Albania, se utiliza para rellenar para adornar restaurantes o ser vendidos como souvenirs, ha llevado a una disminución grave de la población. La caza excesiva en todo el mundo es una de las principales amenazas para la vida silvestre. Fotografía: Gent Shkullaku / AFP / Getty Images


Si bien el debate en curso sobre los límites planetarios es profundamente académico y poco sólido, no deja de tener importancia para el público. Cómo comunicamos las crisis ambientales, y la precisión de la ciencia que sustenta esa comunicación, es cada vez más importante a medida que el mundo entra en la incertidumbre climática y ecológica.

Sí, la vida misma sobrevivió al evento de extinción en masa del Pérmico-Triásico, pero la mayoría de las especies no lo hizo. Créanme, los humanos probablemente no habrían sobrevivido las decenas de millones de años que siguieron a la Gran Muerte: los niveles de oxígeno eran peligrosamente bajos, la comida habría sido escasa, y el mundo se habría visto en gran parte estéril y malgastado incluso cuando algunas especies y los ecosistemas lograron sobrevivir. Fuera del dilema moral de la extinción, no hay duda de que si los humanos empujan a más y más especies al olvido, habrá impactos en nuestra sociedad, y podrían convertirse en catastróficas.

Los humanos evolucionaron 248 millones de años más tarde en una Tierra que era mucho más biodiversa y rica, una especie de Edén de abundancia y diversidad. Pero nuestras acciones actuales ponen en riesgo todo eso, y tal vez nosotros mismos.

Marcadores geológicos clave apuntan hacia un comienzo para el Antropoceno en algún momento entre 1952 y 1955







Fecha: 15 Enero 2108


El Grupo de Trabajo Antropocénico dirigido por científicos de la Universidad de Leicester y especialistas invitados revisan los posibles escenarios donde se podría buscar una sección de referencia global para el Antropoceno

Un estudio sugiere que los marcadores geológicos clave se alinean hacia un comienzo para el Antropoceno en algún lugar entre 1952 y 1955 en base a señales de pruebas nucleares y quema de combustibles fósiles.

    ·Los estratos del antropoceno están distribuidos globalmente y pueden ser claramente reconocidos por los  geólogos.

     ·Los estratos continuos de capas anuales proporcionan el mejor tipo de archivo geológico en el que buscar una "momento dorado", que se forma en el suelo de mares y lagos carentes de oxígeno, en el hielo glacial y en corales y árboles con anillos de crecimiento estacional.




El grupo de trabajo internacional, que incluye a los geólogos Jan Zalasiewicz, Mark Williams y Colin Waters, de la Escuela de Geografía, Geología y Medio Ambiente de la Universidad de Leicester y el arqueólogo Matt Edgeworth ha estado analizando, desde 2009, el caso de formalización del Antropoceno, nueva era geológica potencial dominada por el impacto humano abrumador en la Tierra.

El grupo ha descubierto que una amplia gama de potenciales marcadores físicos, químicos y biológicos caracterizan el Antropoceno, los marcadores globales más claros son las señales de radionúclidos de las pruebas nucleares y los cambios en la química del carbono a través de la quema de combustibles fósiles. Estos muestran cambios marcados que comienzan en el principios a mediados de 1950.

El grupo, con varios científicos invitados, ahora ha revisado el conocimiento actual sobre dónde estos y otros marcadores forman la señal más clara, nítida y estable en los estratos que podría usarse para definir el Antropoceno como una unidad formal de la Escala de Tiempo Geológica. 

El estudio actual, que se publica en la revista Earth-Science Reviews, informa a la comunidad científica dónde deben comenzar el proceso de recopilación y análisis de muestras de núcleos continuos de estratos a lo largo de la transición Holoceno-Antropoceno propuesta.

El estudio consideró una variedad de argumentos en apoyo y en contra del alojamiento de un "pico de oro" en una gama de entornos potencialmente adecuados en todo el mundo. Descubrieron que los estratos del Antropoceno a menudo son delgados, pero también que están distribuidos globalmente y pueden ser claramente reconocidos por los geólogos.

El profesor Colin Waters, quien dirigió el estudio, dijo: "De los 65 'picos de oro' de la Escala de tiempo geológico actualmente ratificados, todos menos uno están ubicados en estratos que se acumularon en el fondo del mar, con la excepción del núcleo de hielo utilizado para definir la base de la Época Holoceno.

"Este estudio considera aquellos ambientes en los que se registra mejor la muy corta historia del Antropoceno. Además de tales estratos geológicos tradicionales, también hemos considerado los depósitos generados por los humanos, los sedimentos que se acumulan en lagos, estuarios y deltas, turberas, depósitos minerales de cuevas e incluso hospedadores biológicos como los corales y los árboles. La presencia de capas anuales o anillos de crecimiento dentro de muchos de estos proporciona una precisión geológicamente sin precedentes en la colocación del marcador primario de referencia, donde sea que finalmente se elija ".

El profesor Jan Zalasiewicz dijo: "Esta evaluación preliminar de ubicaciones potenciales de 'espigas doradas' en todo el mundo es importante porque muestra claramente que tenemos muchas opciones: hay muchas posibilidades en las que el Antropoceno podría definirse efectivamente. Ahora tenemos mucho trabajo por delante para examinar las ubicaciones más prometedoras con suficiente detalle como para realmente precisar cómo el Antropoceno podría ser reconocido de manera clara y precisa en todo el mundo ".

El profesor Mark Williams dijo: "La gama de entornos con los que estamos trabajando es notable: desde capas de hielo polar y nieve hasta profundos lagos y fondos marinos, hasta esqueletos de corales de arrecife y estalactitas en cuevas. El hecho de que las señales del Antropoceno sean tan marcadamente visibles en todos estos muestra cuán penetrante ha sido el impacto humano en el planeta en los tiempos de posguerra ".


Los científicos dentro del Grupo de Trabajo del Antropoceno están trabajando para desarrollar una propuesta, basada en la búsqueda de un "punto de oro", más conocido técnicamente como Sección y Punto de Estratotipo de Límite Global (GSSP).
Este es un nivel de referencia dentro de estratos recientes en algún lugar del mundo que se propondrá caracterizar de manera más clara y consistente los cambios a medida que el Holoceno, que representa los últimos 11.700 años de tiempo geológico en este planeta, dio paso al Antropoceno hace 65 años .


Una vez que este trabajo detallado se complete dentro de algunos años, una parte requerida del proceso para buscar la formalización del término por parte de una serie de organismos geológicos, primero se someterá a escrutinio a la Subcomisión de Estratigrafía Cuaternaria de la Comisión Internacional de Estratigrafía. Sin embargo, no hay garantía de que la propuesta sea aceptada.

Los surfistas tienen tres veces más probabilidades de tener bacterias resistentes a los antibióticos en los intestinos





Fuente: University of Exeter Medical School
Fecha: 9 Enero 2018

Los surfistas regulares y los bodyboarders tienen tres veces más probabilidades de tener E. coli resistente a los antibióticos en sus entrañas que los que no practican surf, según ha revelado una investigación reciente.


Dirigido por la Universidad de Exeter, el estudio Beach Bums pidió a 300 personas, la mitad de las cuales navegaba regularmente en la costa del Reino Unido, que tomaran muestras rectales. Los surfistas tragan diez veces más agua de mar que los nadadores de mar, y los científicos querían saber si eso los hacía más vulnerables a las bacterias que contaminan el agua marina, y si esas bacterias son resistentes a  antibióticos.

Los científicos compararon muestras fecales de surfistas y no surfistas para evaluar si las entrañas de los surfistas contenían bacterias E. coli que podían crecer en presencia de cefotaxima, un antibiótico de uso común y clínicamente importante. La cefotaxima se ha recetado previamente para matar a estas bacterias, pero algunas han adquirido genes que les permiten sobrevivir a este tratamiento.

El estudio, publicado hoy (14 de enero) en la revista Environment International, encontró que 13 de 143 (9%) de los surfistas fueron colonizados por estas bacterias resistentes, en comparación con solo cuatro de 130 (3%) de los no surfistas. Eso significaba que la bacteria continuaría creciendo incluso si se tratara con cefotaxima.

Los investigadores también descubrieron que los surfistas regulares tienen cuatro veces más probabilidades de albergar bacterias que contienen genes móviles que hacen que las bacterias sean resistentes al antibiótico. Esto es significativo porque los genes pueden transmitirse entre las bacterias, lo que puede extender la capacidad de resistir el tratamiento con antibióticos entre las bacterias. Recientemente, la Asamblea del Medio Ambiente de las Naciones Unidas reconoció la propagación de la resistencia a los antibióticos en el medio ambiente como una de las preocupaciones medioambientales emergentes más grandes del mundo.

La Dra. Anne_Leonard, de la Facultad de Medicina de la Universidad de Exeter, quien dirigió la investigación, dijo: "La resistencia a los antimicrobianos ha sido reconocida mundialmente como uno de los mayores desafíos de salud de nuestro tiempo, y ahora hay un enfoque creciente en cómo se puede propagar la resistencia. a través de nuestros entornos naturales. Necesitamos urgentemente saber más sobre cómo los humanos están expuestos a estas bacterias y cómo colonizan nuestras tripas. Esta investigación es la primera de este tipo en identificar una asociación entre el surf y la colonización intestinal por bacterias resistentes a los antibióticos ".

A pesar de las extensas operaciones para limpiar las aguas costeras y las playas, las bacterias que son potencialmente dañinas para los humanos todavía ingresan al medio ambiente costero a través de las aguas residuales y la contaminación de las fuentes, incluida la escorrentía de los cultivos agrícolas tratados con estiércol. En el documento, los autores demostraron la prevalencia de E. coli resistente a la cefotaxima en las aguas de baño del Reino Unido, así como la prevalencia del gen de resistencia móvil que hace que las bacterias resistentes a la cefotaxima. Estimaron que más de 2.5 millones de sesiones de deportes acuáticos ocurrieron en Inglaterra y Gales en 2015, lo que implicó la ingestión de bacteria E. coli que alberga estos genes de resistencia móvil. Descubrieron que los surfistas son particularmente vulnerables a la ingestión de bacterias porque tragan hasta diez veces más agua que los nadadores de mar.

La Organización Mundial de la Salud ha advertido que podemos estar entrando en una era en la que los antibióticos ya no son efectivos para matar las infecciones bacterianas simples y tratables previamente. Esto significaría que las infecciones como la neumonía, la tuberculosis, el envenenamiento de la sangre, la gonorrea y las enfermedades transmitidas por el agua y los alimentos podrían ser fatales. También significaría que ya no sería posible usar antibióticos para prevenir infecciones en los procedimientos médicos de rutina, como los reemplazos de articulaciones y la quimioterapia.

El informe de 2016 de O'Neill encargado por el gobierno del Reino Unido estimó que las infecciones resistentes a los antimicrobianos podrían matar a una persona cada tres segundos para el año 2050 si las tendencias actuales continúan.

Hasta ahora, las soluciones para abordar el problema se han centrado principalmente en la prescripción y el uso. Sin embargo, cada vez se prioriza más el papel del medio ambiente en la difusión del problema, además de la transmisión dentro de los hospitales, entre las personas y a través de los alimentos.

El Dr. Will Gaze, de la Facultad de Medicina de la Universidad de Exeter, supervisó la investigación. Él dijo: "No pretendemos disuadir a las personas de pasar tiempo en el mar, una actividad que tiene muchos beneficios en términos de ejercicio, bienestar y conexión con la naturaleza. Es importante que las personas entiendan los riesgos involucrados para que puedan tomar decisiones informadas sobre sus hábitos deportivos y de baño. Ahora esperamos que nuestros resultados ayuden a los legisladores, administradores de playas y compañías de agua a tomar decisiones basadas en la evidencia para mejorar la calidad del agua aún más en beneficio de la salud pública ".


La organización benéfica de conservación marina Surfers Against Sewage, que está a la vanguardia de la protección de la calidad de las aguas de baño y participó en la contratación de surfistas para participar en el estudio. El Oficial de Ciencia y Política David Smith dijo: "Si bien esta investigación destaca una amenaza emergente para los surfistas y bodyboarders en el Reino Unido no debería impedir que las personas se dirijan a nuestras costas. La calidad del agua en el Reino Unido ha mejorado enormemente en los últimos 30 años y es una de las más limpias de Europa. El reconocimiento de las aguas costeras como un camino para la resistencia a los antibióticos puede permitir a los responsables de las políticas realizar cambios para proteger a los usuarios del agua y al público en general de la amenaza de la resistencia a los antibióticos. Siempre recomendamos a los usuarios del agua que consulten el Servicio Safer Seas antes de dirigirse al mar para evitar incidentes de contaminación y garantizar la mejor experiencia posible en las aguas costeras del Reino Unido ".

El estudio fue financiado por el Consejo de Investigación del Medio Ambiente Natural y el Fondo Europeo de Desarrollo Regional.

Los bosques perdidos de Europa: estudio muestra que la cobertura se ha reducido a la mitad en seis milenios




Fecha: 15 Enero 2018
Fuente: Plymouth University


Más de la mitad de los bosques de Europa han desaparecido en los últimos 6.000 años debido a la creciente demanda de tierras agrícolas y el uso de la madera como fuente de combustible, sugiere una nueva investigación liderada por la Universidad de Plymouth.


Usando análisis de polen de más de 1,000 sitios, los científicos demostraron que más de dos tercios del centro y el norte de Europa alguna vez habrían estado cubiertos por árboles.



Hoy en día, se reduce a alrededor de un tercio aunque en las regiones más occidentales y costeras, incluidos el Reino Unido y la República de Irlanda, la disminución ha sido mucho mayor con la cobertura forestal en algunas áreas cayendo por debajo del 10 por ciento.



Sin embargo, esas tendencias a la baja han comenzado a revertirse, mediante el descubrimiento de nuevos tipos de combustible y técnicas de construcción, pero también a través de iniciativas ecológicas como el proyecto National Forest y el nuevo Northern Forest, anunciado por el gobierno del Reino Unido en enero de 2018.



El estudio fue publicado en Nature's Scientific Reports y el autor principal, Neil Roberts, profesor de Geografía Física en la Universidad de Plymouth, dijo:



"La mayoría de los países pasan por una transición forestal y el Reino Unido e Irlanda alcanzaron su mínimo de bosque hace unos 200 años. Otros países de Europa aún no han llegado a ese punto, y algunas partes de Escandinavia, donde no se depende tanto de la agricultura, siguen siendo predominantemente forestales. Pero en general, la pérdida de bosques ha sido una característica dominante de la ecología del paisaje de Europa en la segunda mitad del período interglaciar actual, con consecuencias para el ciclo del carbono, el funcionamiento del ecosistema y la biodiversidad ".

La investigación, que también involucró a académicos en Suecia, Alemania, Francia, Estonia y Suiza, buscó establecer con precisión cómo ha cambiado la naturaleza de los bosques de Europa en los últimos 11,000 años.


Combinó tres métodos diferentes de análisis de datos de polen, tomados de la Base de datos europea de polen, y mostró que la cobertura forestal en realidad aumentó de alrededor del 60 por ciento hace 11,000 años hasta tanto como el 80 por ciento hace 6,000 años.



Sin embargo, la introducción de prácticas agrícolas modernas durante el período Neolítico provocó un declive gradual que se aceleró hacia el final de la Edad del Bronce y ha continuado en gran medida hasta el día de hoy.



El profesor Roberts dijo que este fue uno de los elementos más sorprendentes de la investigación porque si bien se puede suponer que el desmonte forestal es un fenómeno relativamente reciente, el 20 por ciento de los bosques de Gran Bretaña habían desaparecido al final de la Edad del Bronce hace 3.000 años. Él agregó:



"Hace unos 8,000 años, una ardilla podría haber balanceado árbol a árbol desde Lisboa a Moscú sin tocar el suelo. Algunos pueden ver que la pérdida es negativa, pero algunos de nuestros hábitats más valiosos se han creado a través de la apertura de bosques para crear pastizales y brezales. Hasta alrededor de 1940, muchas prácticas agrícolas tradicionales también eran amigables con la vida silvestre y crearon hábitats para muchas de nuestras criaturas más queridas. Esta información podría entonces utilizarse para comprender cómo las futuras iniciativas forestales también podrían influir en el cambio de hábitat ".